Un mensaje para Tobias Wiens

(Este post se refiere a unos videos que una persona llamada Tobias Wiens posteo hace unos dias. No quise repostar sus videos para no darle cuerda. Los screenshots estan para mostrar a qué me refiero en el texto)

“No les tenemos miedo” dice el video de Tobias Wiens. Pero yo sí le tengo miedo. Es mas, yo le tuve miedo a él desde que fui pequeño. Cuando jugaba en el Kinder con mis primas, recuerdo que teníamos dos Barbies con vestidos rosados. Nos turnábamos para jugar entre los tres.

Primer video, donde Tobias expresa que va a luchar en contra de los derechos LGBT para proteger a su hija. Hoy ese video fue visto mas de 100mil veces.

Pero ahi estaba Tobias. No era el mismo Tobias Wiens, pero el sentimiento era el mismo. Me arrancó la Barbie de entre las manos y la tiró al suelo. Se puso a cantar, tentando “Neeena, neeeena, neeeena” y se fue corriendo.

Le tuve miedo a niños como Tobias cuando en la escuela primaria un grupo de niños mayores me rodearon y me tentaron. Les tenía miedo cuando me hacían jugar al futbol, y se burlaban de mi.

Después de adolescente descubrí la atracción sexual que se siente a esa edad. Pero por miedo a Tobias, me callé. Es más. Le escuché y le presté atención. Deduje de sus teorías que yo era un degenerado. Que me merecía… nada. Que no valía nada.

Fue un Tobias Wiens que sin saber que yo era gay, me dijo que quería meter a todos los “putos” en un edificio y quemarlos vivos. También fue un Tobias, con su Biblia en mano, el que me dijo que todos los homosexuales eran violadores y desviados sexuales. Y yo, mas que nunca, decidí quedarme callado.

Pero no podía cambiar quien era. Decidí tomar coraje y buscar ayuda. Fui junto a un pastor. No sabía que el pastor también era un Tobias. Me dijo que Dios me amaba. Que deje de pecar, y que la culpa era mía. Mi atracción hacia otros chicos era algo que debía controlar. Y si no lo lograba, que ore con más fervor. Por que “la paga del pecado es muerte”. Y así el Pastor Tobias me mostró la salida de su oficina y nunca mas me habló al respecto.

Hubo muchos Tobias en mi vida. Y todavía los hay. Son la razón por la que no agarro la mano de mi marido en público. No nos damos ni beso en la mejilla cuando estamos en la calle. Porque si Tobias se ofende, podríamos ser víctimas como muchos otros ya lo fueron.

En honor a Dios, la moral, y cuantas otras razones, los Tobias defienden su derecho a discriminar. Dicen palabras que lastiman, pero las dicen como si fueran ellos las víctimas.

“La mayoría silenciada” dice el título del video de Tobias. Ah, si? Me gustaría escuchar más de cerca los relatos de como Tobias fue silenciado de niño cuando no pudo jugar con el juguete que más le gustaba porque otros niños se ofendieron.

Segundo video, donde Tobias se expresa sobre la injusticia de cómo las personas a las que él decidio atacar respondieron.

Desde que Tobias sacó ese video donde se expresa como víctima de que todos los LGBT están tratando de destruir a su familia en particular, me gustaría saber si lo echaron del trabajo. Cuando Tobias se salió del closet con su opinión, lo echaron de su familia? De su iglesia? Su comunidad? Porque eso pasa a diario cuando las personas LGBT se muestran honestamente.

Lo que Tobías ve como un “ataque” es que alguien se exprese de manera distinta a el. Que alguien no comparta su opinión, o peor, que alguien lo INSULTE! Pero aunque lo insulten, dice que no lo van a silenciar.

Quisiera saber, en que momento se sintió silenciado, exactamente? Por que según entiendo sigue hablando. No se tuvo que escapar. No se mudó a otro país. No le dio depresión. No intentó suicidarse.

Si, Tobias, quizás no lo sepas, pero esas personas de quienes hablás en tus videos… esos que te “quieren silenciar”, intentan el suicidio 400% mas que que el resto. A no ser que reciban aceptación. Entonces ese numero baja drásticamente. Porque la homosexualidad no causa dolor. Son los Tobias de este mundo que lo causan a las personas LGBT.

Tobias, entiendo que te afectaron las terribles cosas que se dijo en la sección de los comentarios de tus videos. Nada justifica esos mensajes violentos. Pero escucho tu reacción y me dan ganas de preguntar… fue la primera vez que te pasa eso?

A nosotros nos dicen ese tipo de cosas TODO EL TIEMPO. Evitamos leer esas secciones de comentarios para mantener nuestra salud mental. Pero sabes que? A nosotros nos lo dijeron nuestros amigos, nuestros familiares, la gente que mas amamos. Sin embargo vos… todo bien con tu circulo, verdad? Sos como una celebridad para ellos! Te están aplaudiendo!

A vos se te ocurrió un mensaje y tranquilamente lo alzaste a twitter (o FB o que se donde). Nosotros nos pasamos años en el closet. Por miedo. Cuando por fin logramos juntar las fuerzas para hablar, nos pasamos tanto tiempo pensando y pensando como decirlo para que no nos rechacen, o cosas nos hagan cosas peores…

Si, Tobias. Aunque yo quiera que siempre se me vea fuerte, la verdad es esta: Te tengo miedo. Porque vos, con esa cara de enojado y esos ojos casi rabiosos, podrías ser esa persona que siempre temí que me garrotearía en la calle. Solo porque YO no vivo de acuerdo a TU religión.

Y vos no estas para conversar, ni aprender. Sacás el pecho y te mostrás el fuerte. Invencible. Pero víctima al mismo tiempo.

Te cuento un secreto. Yo no soy invencible. Mas de 10 años fuera del closet. Casi 10 años con mi marido. Como vos, somos padres de una niña que va a cambiar el mundo. Pero igual, a pesar de todo lo que tengo, y a pesar de que voy a seguir luchando… miro tu video y me das mucho, mucho miedo. Vos. Y todos los demás Tobias a quienes les alentás de esta manera.